La teoría de los Opuestos

El Taoísmo es un sistema filosófico y religioso chino basado primordialmente en el Tao Te King que la tradición atribuye al filósofo chino Lao Tsé. 

Sus enseñanzas parten del concepto de unidad absoluta y al mismo tiempo mutable denominado Tao, que conforma la realidad suprema y el principio cosmológico y ontológico de todas las cosas. Lleva más de cinco mil años ejerciendo su influencia en los pueblos del Lejano Oriente.

Los Opuestos

El Taoísmo establece la existencia de tres fuerzas: una pasiva, otra activa y una tercera, conciliadora. Las dos primeras se oponen y complementan simultáneamente entre sí, es decir que son interdependientes de manera absoluta y funcionan como una unidad.

Son el yin (fuerza pasiva/sutil, femenina, húmeda…) y el yang (fuerza activa/concreta, masculina, seca…). La tercera fuerza es el tao, o fuerza superior que las contiene.

Teoria de los Opuestos

Según esta idea, cada ser, objeto o pensamiento posee un complemento del que depende para su existencia y que a su vez existe dentro de él mismo. De esto se deduce que nada existe en estado puro ni tampoco en absoluta quietud, sino en una continua transformación.

Además, cualquier idea puede ser vista como su contraria si se la mira desde otro punto de vista. En este sentido, la categorización sólo lo sería por conveniencia.

Estas teorías en las que se se contempla la acción de dos características contrapuestas no se desarrollan sólo en Oriente.

Heráclito de Éfeso (en griego: Ἡράκλειτος ὁ Ἐφέσιος Herákleitos ho Ephésios), conocido también como «El Oscuro de Éfeso», fue un filósofo griego.

¡Oye optimista, mira esto!:  14 gestos cotidianos que te ayudarán a ser más feliz

Nació hacia el año 535 a. C. y falleció hacia el 484 a. C.. El principal pensamiento de Heráclito es la teoría de los contrarios, su doctrina de la unidad de los opuestos.

Entiende que el universo todo está expresado en una tensión que se genera entre opuestos. Así la salud se opone a la enfermedad,  la juventud a la vejez, la riqueza a la pobreza, la fuerza a la debilidad, la vida a la muerte, el día a la noche, la luz a la oscuridad, etc.

Todas las cosas parecen tener su contrario y la guerra es la reina de todo. La lucha entre los contrarios es el principio universal que gobierna todos los reinos del ser.

Siguiendo los pasos de Heráclito y Hegel, Marx y Engels consideran que la realidad es esencialmente contradictoria.

Todos los fenómenos que ocurren en la Naturaleza son el resultado de la lucha de elementos contrarios, que se hallan unidos en el mismo ser o fenómeno, siendo la causa de todo movimiento y cambio en la Naturaleza, en la sociedad y en el pensamiento. Con esta ley se explica, pues, el origen del movimiento.

Entre los argumentos que se aportan para justificar esta explicación predominan los procedentes de las ciencias (Física, Ciencias naturales, Matemáticas, Economía), pero también de la Historia y de la filosofía.

Entre las parejas de contrarios puestas como ejemplos podemos citar: atracción y repulsión, movimiento y reposo, propiedades corpusculares y ondulatorias, herencia y adaptación, excitación e inhibición, lucha de clases, materia y forma, cantidad y cualidad, sustancia y accidentes.

Teoría de los Contrarios

En la actualidad, John Frederick Demartini,  investigador norteamericano, autor de best sellers, educador internacional y conferenciante sobre el comportamiento humano, en su libro La Teoría del Descubrimiento indica que existe una ley en la simetría, en la física cuántica, que excluye cualquier estado aislado de semicuánticos (positrones).

Parece ser que en el universo siempre existe un estado semicuántico (electrones) para equilibrarlo. Todos los fenómenos son universalmente quánticos totales. Eso quiere decir, según el autor,  que no puede haber cosas como la felicidad sin tristeza o la tristeza sin felicidad.

Como veis a lo largo de este pequeño recorrido filosófico, las polaridades forman parte de la vida y sin una, la otra es imposible. Cuando rechazamos una de las partes, ésta se hará más patente ya que su contraria, la que anhelamos, no puede existir sin ella.

¡Oye optimista, mira esto!:  Bergamota, gotitas de felicidad

Al fin y al cabo, el universo es perfecto gracias a sus contradicciones.

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *