Ventajas de estar en casa

Estar confinado puede ser bueno por distintas causas, y en este momento que debemos llevarlo a cabo de manera forzosa, es bueno tenerlas presente.

SI PUEDES, EJERCE EL NESTING

El Nesting, oséa, el ‘no llevar a cabo nada’ puede ser muy beneficioso. Brinda recargar energías, achicar la ansiedad y afianza la relación con nuestro ámbito más próximo.

El nesting busca entrenar el autoconocimiento, potenciando eso que los anglosajones llaman Me time: reservar instantes para uno y dedicarlos a la cotidianidad del lugar de vida.

La cocina ya es una utilidad terapéutica habitual en países como EE UU o Reino Unido. De hecho, de todas las terapias ocupacionales para batallar la depresión, la repostería demostró ser una de las más efectivos, según una investigación que se publicó en British Journal of Occupational Therapy. Por su lado, entregarse al exitación de una aceptable novela disminuye el peligro de demencia, según BMJ.

Pero si lo que le roba la paz es el estrés del día día, un estudio de Journal of Health Psychology se inclina por sugerir la jardinería en la terraza, que baja los escenarios de cortisol (hormona que lo provoca) en más grande medida que la lectura.

Cualquier cosa vale, inclusive aburrirse, un sentimiento que lejos de adormecer la cabeza, regresa al sujeto más altruista y empático, según una exploración llevada a cabo por investigadores de la Facultad de Limerick (Irlanda).

CONOCE MÁS A LA GENTE CON LAS QUE COMPARTES TU HOGAR

Estrechar los lazos con la familia y la gente con las que compartes tu lugar de vida puede ser el motivo ideal para tratar temas de los que jamás habíais hablado.

Por ejemplo, cuáles son sus orígenes o dónde vivía el abuelo, algo que puede contribuir a llevar a cabo apreciar lo que se tiene y ver su propia vida con otros ojos.

Hay que perderle miedo a los instantes de quietud, se puede pasar un largo tiempo con los habituales juegos familiares, con una maratón de películas o sencillamente descansando. Puedes explotar esta ocasión para revalorizar a tu familia, a tu pareja o conectarte contigo mismo.

¡Oye optimista, mira esto!:  ¿Por qué nos parece tan mala la dependencia emocional?

DESCUBRE EL HYGGE

Los daneses pratican este estilo de vida ya hace un largo tiempo y están muy a gusto con él. Lo denominan “Hygge” y se apoya en quedarse en el hogar el más alto tiempo viable para gozar de las relaciones personales, del descanso y de las comodidades hogareñas.

Esta inclinación trasciende no escapar del lugar de vida, puesto que el área de la decoración de ambientes se ha beneficiado sobremanera.

Nos agradan esos elementos y muebles que nos permitan pasar esas 48 horas lo verdaderamente prácticos viable, potenciando el sentimiento de seguridad y paz que nos puede proveer nuestro lugar de vida.

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *