Tener jardín: el nuevo objeto de deseo

El confinamiento da para mucho, y nos hemos dado cuenta que tener jardín o terraza es mucho más importante de lo que pensamos. No poder salir de ella más que para lo imprescindible ha hecho que valoremos la confortabilidad, la luminosidad, las vistas y la importancia de tener un espacio exterior en el que hacer vida.

Una forma de vida en muchas ciudades

El hacinamiento en el que muchos ciudadanos viven, en pisos con pequeñas ventanas y vistas al tendedero del vecino, ha marcado duramente tres meses (y posiblemente más en un futuro cercano) de encierro. Muchas personas hasta ahora no se habían parado a pensar si estaban a gusto en su propia casa.

Es cierto que un número elevado de ciudadanos viven en pisos pequeños, con poca luz y, en ocasiones, en condiciones pésimas. Pero no hablamos de los que, desgraciadamente, no pueden permitirse nada mejor. Hablamos de las personas que compran o alquilan un piso sin tener en cuenta nada más que la proximidad al trabajo, al centro o a la zona de moda de la ciudad. Algunos, incluso, preferían vivir en un local sin luz natural, con una reforma de diseño y en un barrio de alto standing. Esto es mucho más común de lo que creemos.

Pues bien, este confinamiento ha abierto los ojos de todos ellos, y ha cambiado sus prioridades. De repente se han dado cuenta de que el piso no es solo un lugar para dormir, al que solo llegan de noche después de una larga jornada laboral y una cena en el restaurante más chic del momento.

¡Oye optimista, mira esto!:  ¡Anímate el día... con imágenes de amor!

Las ventanas con vistas despejadas y que permitan entran aire puro, las terrazas en las que pasar largos ratos acariciados por el cálido sol primaveral o, lo que más anhelan, un jardín… un jardín en el que poder disfrutar de la naturaleza, son sus nuevas prioridades.

jardin
Imagen vía Pixabay

Aprovechar la terraza o el jardín casi todo el año

Ha sido tal el cambio de paradigma que las ventas de pisos con terraza o jardín, incluso fuera de las ciudades, han aumentado de forma significativa. España es un país con un clima envidiable, y nuestro valor más internacional, el sol, hace propicio poder disfrutar de la terraza o el jardín gran parte del año. ¿Pero qué hacer si llueve o hace frío? Existen muchas alternativas si el tiempo no acompaña para estar al aire libre. Las cortinas de cristal, por ejemplo, han aumentado sus ventas de forma exponencial ya que se trata de una de las alternativas más utilizadas por los nuevos amantes de la vida post covid, del teletrabajo alejado de la ciudad.

Ahora aquellos que solo paraban en casa para dormir y tener todo el ocio a un paso, sin importarles las vistas de su salón, han optado por vivir alejados de la urbe. Disfrutan de su terraza todo el año mientras trabajan en el despacho de su casa mirando al horizonte con un café. Lo que hacen los virus.

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *