Porno para mujeres. Cómo entendemos el sexo las mujeres.

Hablar, mirar y desear sexo abiertamente ha sido y sigue siendo un tabú para las mujeres en algunas partes del mundo. Hemos ocultado ese instinto natural por convencionalismos sociales y culturales.

Ahora la tendencia se está modificando, dejando paso a las nuevas mujeres del siglo XXI que reivindican sus ganas de disfrutar del sexo y divertirse con él. El sexo como entretenimiento está dejando de ser territorio masculino para adaptarse a los gustos de las féminas.

Porno y mujeres

El acceso libre y gratuito al porno en Internet ha motivado un cambio a la hora de disfrutar de la sexualidad. Individual, en pareja… o colectiva. Un estudio reciente publicado por Vocativ y PornHub ha revelado que las mujeres de entre 18 y los 24 años –también conocidas como ‘millennials’– consumen hasta un 5% más de contenido ‘X’ que los hombres de esa misma franja de edad.

Además, un 2% de las visitas que recibe la citada web de vídeos de contenido sexual proviene de España. Esto se traduce en que más de 800.000 españoles (sin distinción de sexos) consumen vídeos de este portal a diario, por detrás de estadounidenses, británicos o canadienses. Nuestro país se sitúa así en la décima posición.

Y entonces llegó ella…

Erika Lust, nacida Erika Hallqvist (Estocolmo, 1977), es una escritora, guionista, directora y productora de cine erótico sueca. Es pionera de la llamada pornografía feminista.

Su primer trabajo, dirigido, escrito y producido por ella misma, fue el cortometraje The Good Girl, realizado en 2004, antes de fundar su propia compañía de producción, Lust Films. Este cortometraje poco después se integró en el largometraje Cinco historias para ellas, una antología de cinco historias porno, que fue galardonada con varios premios internacionales: mejor guion en el Festival Internacional de Cine de 2007 en Barcelona (FICEB Award), el Venus-Eroticline-Award 2007 en Berlín, así como el premio a la mejor película del año, en los Feminist Porn Awards en Toronto (2008).

¡Oye optimista, mira esto!:  Amistad entre hombres y mujeres ¿misión imposible?

La película también fue mencionada honorablemente en el CineKink festival en Nueva York (2008). En 2008 rodó la película experimental Barcelona Sex Project, que fue premiada en el festival Venus de Berlín (2008), y se proyectó en el CineKink en Nueva York (2009) y X-Rated en Ámsterdam (2009).

En 2010, realizó Life Love Lust, y en la misma época rodó los cortometrajes experimentales Las Esposas (2009) y Love me like you hate me (2010), que tocan de una manera original el fetichismo y BDSM. En 2011 rodó Cabaret Desire, su película más premiada hasta la fecha.

Las películas de Erika Lust se caracterizan por una factura muy cuidada y unos estándares de producción inusuales en el cine para adultos. Erika Lust considera que el cine pornográfico puede ser un instrumento educativo además de placentero, y que puede ayudarnos a conocer mejor nuestra sexualidad para vivirla más libre y naturalmente.

Además de rodar sus propias películas, Erika es directora de un cine erótico online, donde se exhiben películas de otros autores de la nueva ola del cine explícito; también mantiene un blog y una tienda online, ambos centrados en el punto de vista femenino de la sexualidad.

Mitos sobre la sexualidad femenina

Mito 1

Las mujeres tienen menos deseo sexual que los hombres: nada más lejos de la realidad, las mujeres tienen el mismo deseo que los hombres, cosa distinta es que culturalmente hayan prohibido a las mujeres hablar de su deseo sexual y mucho menos expresarlo porque eso es de  “mujeres sueltas”.

Mito 2

Las mujeres no ven pornografía: Si una mujer comenta que ve pornografía las miradas son “ que rara es” lo que las lleva a que si la ven con cierto hábito, no lo verbalicen por evitar el estigma social.

¡Oye optimista, mira esto!:  Lenguaje no verbal: 17 maneras de saber si le gustas

Un estudio de investigación de la Escuela de Medicina de Washington comprobó, que la observación de imágenes eróticas provocaba una reacción automática en las ondas cerebrales de las mujeres con la misma intensidad que en el sexo masculino.

Mito 3

Las mujeres no se masturban: La masturbación femenina al igual que la masculina, es una realidad que debe mantenerse con independencia de tener o no una pareja, este tipo de auto-estimulación y de auto-satisfacción es totalmente diferente a la estimulación o satisfacción en pareja, al practicarla se aumentan las fantasías sexuales, se da valor a la sexualidad y se incorpora en tu vida, aumenta tu autoestima, seguridad y confianza al conocer tu cuerpo y lo que te gusta, además de los beneficios para la salud que confiere tener una sexualidad activa.

Mito 4

Las mujeres necesitan una conexión emocional para practicar sexo: Si bien puede ser doblemente satisfactoria una relación en la que se mezclen ambos conceptos, emocional y físico, el sexo femenino, puede tener y tiene relaciones de una sola noche  sin ningún problema, en igualdad de condiciones que el sexo masculino.

Mito 5

Las mujeres dejan de preocuparse por el sexo con la menopausia: La menopausia en la mujer implica la pérdida de la capacidad reproductiva no de su sexualidad.

Qué nos pone a las mujeres

Chocolate

De acuerdo con un estudio publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, las mujeres que toman al menos una pastilla de chocolate negro al día experimentan mayor deseo sexual y tienen relaciones sexuales más placenteras. Y lo que es más interesante: funciona a cualquier edad.

Yoga

Practicar regularmente yoga no sólo reduce el estrés y la inflamación. Científicos de la Escuela Médica de Harvard (EE UU) han comprobado que la repetición de las posturas o “asanas” propias de esta actividad durante al menos doce semanas consigue aumentar el deseo, la excitación, la lubricación y el número de orgasmos en mujeres de 22 a 55 años.

¡Oye optimista, mira esto!:  Las mujeres inteligentes se casan menos y tienen menos hijos

Colesterol a raya

Katherine Esposito y sus colegas de la Seconda Universitá degli Studi de Nápoles (Italia) han demostrado que las mujeres con niveles altos de colesterol y otras grasas en sangre experimentan un importante descenso de la excitación, el orgasmo y el deseo.

Por su parte, Annamaria Veronelli, de la Universidad de Milán, ha relacionado los problemas de disfunción sexual femenina con diabetes, obesidad y baja actividad de la glándula tiroides.

Inteligencia

En un experimento con más de mil parejas de hermanas gemelas, científicos del King?s College de Londres demostraron que las mujeres con más inteligencia emocional -habilidad para gestionar los sentimientos propios y ajenos- tienen el doble de orgasmos que el resto de las féminas. Según Tim Spector, coautor del estudio, a raíz de los resultados no cabe duda de que “la inteligencia es una ventaja incluso en la cama”.

Una copa de vino

Hace un par de años, investigadores de la Universidad de Florencia (Italia) reclutaron a 800 mujeres de 18 a 50 años de edad para estudiar si beber vino tinto tenía algún efecto sobre la libido femenina.

Los experimentos, de los que se hizo eco la revista Journal of Sexual Medicine, revelaron que consumir una o dos copas de vino al día aumenta el deseo sexual. Los científicos sugieren que se debe a que los antioxidantes de esta bebida aumentan el flujo sanguíneo en zonas claves del organismo.

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *