Amores que matan. Claves para liberarte

Algunas relaciones que en un principio parecían idílicas se pueden convertir en una pesadilla. La espiral que absorbe a la mujer que la sufre la conduce a un laberinto del que muchas veces es difícil salir. La autoestima queda herida de muerte y la perspectiva se nubla. Aquí vamos a saber qué es una relación destructiva y cómo se puede salir de ella.

¿Qué es una relación destructiva?

Una relación destructiva es aquella en la que se limitan las libertades, se realizan chantajes emocionales constantes y la tónica de la misma es la violencia. Esta agresividad puede ser emocional, psicológica o física y denigra a una o ambas partes.

¿Por qué se genera una relación destructiva?

La manera en la que nos aman durante la infancia es un rasgo más importante para comprender la forma en la que entendemos el amor. Si en el hogar existía maltrato, indiferencia o manipulación es muy probable que se reproduzcan los mismos patrones disfuncionales durante las relaciones sentimentales. En la víctima la autoestima está mermada y se considera que la única manera de sentirse bien y querida es a través de los demás. Eso genera que se toleren actitudes denigrantes debido al miedo a perder a la persona amada.

AMORES

Perfil del maltratador

Hay algunos perfiles que se limitan a maltratar psicológicamente a sus víctimas pero no existe violencia física. En el caso de que se den circunstancias de violencia física, la violencia psicológica también ha estado presente y generalmente es la primera en manifestarse.

En el caso de los hombres, los profesores de Psicología Neil Jacobson y John Gottman autores del libro Cuando los hombres maltratan a las mujeres definen dos tipos de perfiles:

¡Oye optimista, mira esto!:  ¿Por qué nos parece tan mala la dependencia emocional?
El denominado Cobra cuyas características son:
  • Manera agresiva de relacionarse con los demás, no únicamente en sus relaciones sentimentales.
  • No es dependiente emocional, pero considera que su compañero/a debe hacer lo que él dice.
  • Tendencia a la amenaza con armas
  • Su fuero interno navega entre la calma a la agresividad en pocos instantes
  • La terapia psicológica es poco efectiva
  • Posiblemente acusado de conducta criminal
  • Abuso de alcohol y drogas
El llamado Pit-Bull cuyas características son:
  • La violencia la descarga únicamente en la intimidad y con las personas con las que está implicado emocionalmente.
  • Dependiente emocional
  • Coarta la libertad e independencia de la víctima
  • Iracundo, tiende al control y vejación de la víctima en público.
  • Ausencia de autocontrol, violento durante las discusiones.
  • Posible rehabilitación con psicoterapia.
  • Improbable conducta criminal
  • Posiblemente la figura paterna fuese agresiva o violenta.

¿Cómo salir de ese tipo de relación?

Restaurar la autoestima es la clave. Para ello es necesario seguir los siguientes pasos:

1.Admite y asume la situación

Es necesario admitir que esta relación te está causando infelicidad y que no deseas continuar con ella. A pesar del miedo y desamparo que sientes, tu eres libre y te mereces ser feliz.

2.Sé fuerte

No debes ceder a chantajes y expectativas de cambio, recuerda que esa persona es muy probable que no modifique su comportamiento. No tengas miedo a la soledad ya que puede convertirse en un proceso de crecimiento interno que te llevará a evolucionar y quererte más a ti misma.

3.Pide ayuda

Si sientes que tus fuerzas flaquean o te cuesta acostumbrarte a la nueva situación, pide ayuda a un profesional. Qué decir tiene que es importantísimo rodearte de tus seres queridos para que ese proceso sea más llevadero.

¡Oye optimista, mira esto!:  Los dedos delatan si tu pareja te será infiel

4.Valórate

Una vez pasado el impacto inicial es importante que trabajes la seguridad en ti misma. Con ayuda de un profesional o sin él, debes aprender a valorarte y quererte. La autoestima será la vacuna más eficaz para que no vuelvas a enfermar por un amor tóxico.

5.Ayuda a otras personas como tú

Tu experiencia es muy valiosa para otras personas que están pasando por algo similar a lo que sufriste. Cuando ya estás recuperada y vuelvas a ser tú misma puedes participar en conferencias, charlas o debates relacionados con las relaciones destructivas. Eso te hará sentir bien y reforzará tu autoconcepto ya que habrás sido capaz de salir de una situación dolorosa gracias a tus propias herramientas.

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *