Hay vida después de la muerte, según la ciencia

 

Las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte) son comunes en las personas que han estado clínicamente muertas o muy cercanas a la muerte. Todos hemos escuchado como alguien que había pasado por esa experiencia narraba la visión de un túnel luminoso, la visita de un familiar fallecido o la sensación de paz. La ciencia a dado varias explicaciones a tales vivencias, desde alucinaciones provocadas por los medicamentos que se suministran al paciente moribundo o la falta de oxigeno en el cerebro. De todos modos, ninguna de ellas daba respuesta a incógnitas como, por ejemplo, porqué las experiencias eran similares en casi todos los casos.

 

Un estudio demuestra que existe conciencia varios minutos después de la muerte clínica

Un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Southampton ha puesto en evidencia que la conciencia humana puede continuar varios minutos después de la muerte clínica. Gracias a este trabajo, bautizado como AWARE (AWareness during REsuscitation), la ciencia podría comenzar a dar una explicación empírica a la eterna creencia sobre si hay vida después de la muerte.

Tras cuatro años de investigación en 15 hospitales de Reino Unido, Estados Unidos y Austria, los científicos pudieron observar que “de 2.060 pacientes que sufrieron un paro cardiaco, 330 sobrevivieron y 140 dijeron que habían experimentado algún tipo de conciencia mientras eran reanimados”.

Se trata de uno de los estudios más importantes para la ciencia porque demuestra que el cerebro puede funcionar cuando el corazón deja de latir. De hecho, en los casos analizados “la conciencia parece haber continuado durante el período en que el corazón no latía hasta tres minutos, a pesar de que el cerebro normalmente se cierra el plazo de 20-30 segundos después de que el corazón se ha detenido”.

¡Oye optimista, mira esto!:  Noticias esperanzadoras relativas al cáncer de mama

e011a59bacfa8722196a2cbf17ee7349

La física cuántica va en la misma dirección

“La muerte, tal y como la concebimos, no existe, sólo es una ilusión”. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado el médico y director de Advanced Cell Technology Robert Lanza, defensor de la teoría del biocentrismo, en la que se niega que el tiempo o el espacio sean lineales

En la obra Biocentrism: How Life and Consciousness are the Keys (BenBella Books), el físico norteamericano parte de la premisa de que la vida crea al universo, y no al revés, la base misma del biocentrismo. A partir de aquí, va deduciendo paso a paso que la mortalidad es una idea falsa, creada por nuestra conciencia.

En resumen, el espacio y el tiempo son “meros instrumentos de nuestra mente”, por lo que entender la muerte como algo terminal no tendría sentido según sus tesis.

“Cuando morimos, nuestra vida se convierte en una planta perenne que vuelve a florecer una y otra vez en el multiverso”, explica gráficamente el físico. Por tanto, la vida trascendería a la forma lineal bajo la que se rige nuestro pensamiento.

 

Proyecto millonario para estudiar la inmortalidad

Para intentar acabar con esta incertidumbre, la fundación fundación John Templeton que, con base en Filadelfia, se describe a sí misma como “un catalizador filántropo para la investigación sobre las Grandes Cuestiones de la vida”, financiará con cinco millones de dólares una selección de proyectos de investigación sobre las experiencias al borde la muerte. Es lo que se ha dado en llamar el Proyecto Inmortalidad.

 

ECM de un Neurocirujano

Eben Alexander es un reputado cirujano estadounidense que en 2008, cuando ya contaba con más de 50 años de edad, tuvo una experiencia cercana a la muerte. Sufrió un derrame cerebral y estuvo siete días en coma, en el curso de los cuales vivió una serie de vivencias extracorporales que transformaron por completo su mentalidad. Contó la experiencia en La prueba del cielo, libro que fue nº 1 de ventas en la lista del New York Times y que generó notable polémica

¡Oye optimista, mira esto!:  Tarot. Las artes adivinatorias y su infuencia en la sociedad

Según explica el propio Alexander,  “La mayoría de las ECM registradas se producen cuando el corazón de una persona ha permanecido parado durante un rato. En tales casos, el neocórtex se desactiva temporalmente, pero no suele sufrir demasiados daños (siempre que se restaure el flujo de sangre oxigenada por medio de una resucitación cardiopulmonar o de una reactivación de la cardiaca en menos de cuatro minutos, aproximadamente). Pero en mi caso, el neocórtex se había desconectado del todo. Entré en la realidad de un mundo de conciencia que era completamente ajeno a las limitaciones de mi cerebro físico”

“La vida no carece de sentido. Pero este es un hecho que no podemos ver desde donde estamos, al menos por lo general. Lo que me sucedió mientras estaba en coma es la historia más extraordinaria que jamás podré contar.Pero es una historia complicada de relatar, porque es completamente ajena al racionalismo convencional”.

 

Fuentes:

http://www.elconfidencial.com/

Alexander E., La Prueba del Cielo, Zenith, 2013

 

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

3 comentarios en “Hay vida después de la muerte, según la ciencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *