Amor de padre

El señor Hoyt es un deportista, competitivo y perseverante pero ante todo es un padre que ama profundamente a su hijo. Su hijo no es un chico normal, tiene una discapacidad grave debida a la falta de oxigeno en el momento de su nacimiento. A pesar de ello, su padre, amante del deporte, no se resigna a practicarlo en solitario. Quiere que su hijo también pueda disfrutar de la experiencia junto a él. Para ello a creado el Equipo Hoyt.

padre

Dick practica deportes de alto rendimiento como Ironmans, triatlones, duatlones y maratones que se realizan en solitario. En los Ironmans y triatlones se practican diferentes disciplinas como natación, carrera en bicicleta y carrera a pie, todas ellas en una misma competición. En los duatlones se realiza atletismo y ciclismo y en los maratones solo se compite corriendo. A pesar de tratarse de modalidades deportivas muy exigentes, durante las pruebas lleva a su hijo en una silla especial acoplada al frente de su bicicleta, lo arrastra en un bote especial durante la prueba de natación y lo empuja en una silla de ruedas adaptada cuando toca la carrera a pie.

 

Hasta junio del 2005, el Equipo Hoyt participó en un total de 911 eventos, incluyendo 206 Triatlones (6 de los cuales fueron competiciones Ironman), 20 Duatlones y 64 maratones, incluyendo 24 maratones de Boston consecutivas. Además, en 1992 realizaron una prueba en bicicleta y corriendo a lo largo de 3.735 kilómetros cruzando los Estados Unidos durante 45 días. En los últimos 35 años, Dick, de 72 años, ha empujado y tirado de su hijo por todo el país, pasando por cientos de líneas de meta.

padre

Rick Hoyt, el hijo de Dick, consigue comunicarse a través de un ordenador y ha logrado una cierta autonomía que le permite vivir solo. Rick habla así de su padre:  “Mi padre es mi modelo a seguir. Una vez que se decide a hacer algo, hace lo posible por lograrlo, no importa que sea. Por ejemplo, cuando decidimos participar en un triatlón, papá entrenó, hasta 5 horas al día, 5 veces a la semana, incluso cuando estaba trabajando”. Y destaca su gran deseo por cumplir ”Es que mi padre se siente en mi silla y que yo lo empuje aunque sea una vez…”

¡Oye optimista, mira esto!:  ¿Cómo sería un mundo gobernado solo por mujeres?

 

 

 

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Un comentario en “Amor de padre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *