Pareja

La perfecta combinación: Ella al volante, él lee el mapa

Los tiempos cambian. Ellos conducían y ellas hacían esfuerzos sobrehumanos para entender los dichosos mapas. Nosotras con complejo de guardia civil alertando de la velocidad excesiva y de maniobras bastante arriesgadas y ellos poniéndose de los nervios porque no sabemos si esa carretera es la correcta mientras damos vueltas al mapa como si poniéndolo al revés nos iba a servir de algo. Cuántas veces hemos tenido que escuchar estoicamente la típica frase, eres una mala copiloto. ¿Cuántos divorcios habrá supuesto esta combinación al parecer no demasiado afortunada?.

Pues todo eso se va a acabar. La solución reside en un simple cambio de asiento. La del mapa se pone al volante y él de copiloto. Y no lo digo yo, lo dicen las estadísticas.

Vía Pinterest

Seguridad ante todo

Las parejas más seguras al volante son: mujer conduciendo, hombre copiloto. El riesgo de accidente se multiplica por dos cuando quienes ocupan los dos asientos delanteros son mujeres, por 2,2 cuando él conduce y ella es copiloto y hasta por seis cuando son dos hombres quienes están al frente del coche.

El piloto perfecto

¿Quién conduce mejor, los hombres o las mujeres? El debate nunca llega a ninguna conclusión, pero los datos se inclinan más por unas que por otros. “Yo siempre digo que las mujeres conducen mejor, porque no me refiero a habilidad con el volante o destreza con el coche. Para mí, conducir bien es llegar al destino final sin incidencias y, en esto, ellas ganan”, explica Francisco Valencia, director general de la Fundación Línea Directa, que ha presentado el informe ‘El copiloto y su influencia en la prevención de los accidentes de tráfico. Una perspectiva de género’.

Vía Pinterest

¿Cómo debería ser un buen copiloto?

En cuanto al copiloto perfecto, el perfil corresponde al de un hombre entre 60 y 69 años, que no distrae al conductor y está pendiente de la señalización y del resto de ocupantes. Frente a éste, el copiloto imperfecto tiene el perfil de un joven varón de entre 18 y 29 años que no para de hablar y critica continuamente al conductor. “El copiloto, pese a lo que se pueda pensar, evita de forma real cientos de muertes en carretera cada año”, indica Valencia.

Qué hacer como copiloto:

  1. Ser activo y colaborativo
  2. No distraer al conductor
  3. Estar pendiente del entorno (señales, otros coches…)
  4. Cumplir las normas (cinturón de seguridad…)
  5. Encargarse de las necesidades de los pasajeros de los asientos traseros

Qué no hacer como copiloto:

  1. Hablar sin parar durante todo el trayecto
  2. Criticar constantemente la forma de conducir y corregir en exceso
  3. No colaborar con el conductor ni ofrecer ayuda
  4. Enseñar el móvil al conductor mientras está al volante
  5. Manipular excesivamente dispositivos del salpicadero (radio, GPS,…)

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Le encanta escribir, los animales y es una firme defensora de la igual de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *