Diario de un confinamiento: Mi ventana

Desde hace 15 días más o menos, la verdad es que he perdido la cuenta, veo el mundo desde mi ventana. La ventana de mi despacho se ha convertido en mi escudo, en mis ojos y mis ganas. Mi escudo para protegerme de una especie de enemigo invisible que te acecha, traidor, entre los abrazos de tus padres, el aire cálido de la incipiente primavera o las latas de refresco del súper.

Parece ser que es pequeño, minúsculo, pero capaz de doblegarte, de meterte en un hospital y de dejarte los pulmones como los de un eterno fumador de Ducados. En una semana puede separarte de los tuyos e incluso hacer que no los vuelvas a ver nunca más.

El miedo ha anidado en el corazón de todos de un día para otro, sin avisar con tiempo para hacernos a la idea. La sensación de seguridad, de inmortalidad, ha desaparecido. Aunque muchos, para combatirlo, creen que es un enemigo selectivo que no ataca a los fuertes, solo a los débiles.

La naturaleza es sabia, dicen. Escuché entre los miles y miles de testimonios que hablan sobre esta crisis en los monográficos televisados de la pandemia a un biólogo que decía que, periódicamente, en la naturaleza aparece un patógeno que diezma considerablemente a la población, es ley de vida.

Y nos ha tocado. Aquello que veíamos en las películas y achacábamos a la imaginación de un retorcido guionista está pasando. Ahora, mientras escribo estas líneas en mi despacho, mirando por mi ventana.

Esa ventana que me protege de algo que no veo y que no podré combatir con dinero, éxito o prestigio. No podré combatir por ser propietaria de un piso o por vivir en el barrio más elitista de la ciudad. No podré combatir teniendo muchos amigos o teniendo pocos. Solo podré combatirlo entendiendo que la seguridad que creíamos tener no existe, nunca existió y nunca existirá, entendiendo que vivir es esto, es arriesgarse, es morir, pero sobre todo, es luchar.

¡Oye optimista, mira esto!:  China se recupera de la pandemia por el coronavirus

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *