Dormitorios juveniles modernos

Si una cosa tienen en común los niños y adolescentes es la imaginación. Los dormitorios juveniles modernos, con toques nórdicos, en colores pasteles y combinados con blanco, hacen que la imaginación de los más pequeños vuele en su espacio más íntimo y personal.

La importancia de los dormitorios para su autonomía

A medida que los niños crecen, van desarrollando su propia identidad y su necesidad de independencia. Por ese motivo, su habitación se convierte en su espacio, el lugar en que que pueden ser ellos mismos. Además, la imaginación cobra vida en esta parte de su hogar, en el que desarrollan sus habilidades y sus auténticos deseos, lo que les gusta de verdad.

En las habitaciones para niños el concepto de espacio personal se convierte en algo muy importante. Los pequeños empiezan a desarrollar allí su sentido de pertenencia y de familiaridad, identificando los objetos de su habitación como propios. Por tanto, los niños asumen que su dormitorio es el lugar para desarrollar su autonomía y cuidar sus cosas, por eso es interesante que cuente con espacios de almacenamiento.

Una vez asimilan que ese espacio es suyo, es importante que aprendan a cuidar sus juguetes y los objetos que les pertenecen. Introducir pequeñas tareas dentro del dormitorio aumentará su sentimiento de autonomía y responsabilidad para con sus cosas. De esa forma empezarán a aprender que pueden valerse por si mismos, algo muy positivo para su desarrollo como futuros seres adultos.

¡Oye optimista, mira esto!:  4 beneficios de las plantas
dormitorios juveniles modernos

Los colores, importantes para el desarrollo del cerebro

Los colores en general, y los que se usan para la decoración de los dormitorios juveniles modernos en particular, estimulan una función sensorial esencial para el desarrollo del cerebro de los más pequeños. La razón de esto se encuentra en el hecho de que la función sensorial de los colores estimula a las neuronas. 

Por todo ello, tiene una especial importancia la selección de colores que utilizamos para decorar las habitaciones de los niños, siendo un elemento interesante para estimular la creatividad o aportar serenidad.

Habitaciones modernas, prácticas y con diferentes espacios

Es importante que las habitaciones infantiles sean espacios flexibles, que puedan transformarse fácilmente para adaptarse al rápido crecimiento del niño. Debemos priorizar la sencillez, simplicidad y comodidad. Es importante también eliminar los adornos superfluos para no saturar el espacio y facilitar la limpieza. El mobiliario debe ser accesible y seguro, que pueda ser “conquistado” por el niño, un espacio propio que estimule su fantasía e imaginación y refleje su personalidad.

El espacio debe dividirse y planificarse para que pueda dar servicio a diferentes actividades, en función de la edad del pequeño. Siempre que sea posible es conveniente crear tres zonas: zona de descanso, donde el niño duerma o se relaje, zona de juego, donde el niño desarrolle las actividades que le gusten y pueda fomentar su imaginación y la zona de estudio, donde realice sus actividades lectivas. En función de la edad será más importante una u otra. Si disponemos de poco espacio, podemos optar por muebles con ruedas, abatibles o plegables, que permitan crear una habitación polivalente y adaptable.

¿Cómo has decorado la habitación de tus hijos?

Olivia Gracia

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Colabora, a su vez, con otros medios digitales relacionados con el crecimiento personal, entre ellos la mayor plataforma de crecimiento personal del mundo, Mindvalley Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *