Belleza

Dime que rostro tienes y te diré qué peinado te queda bien

Vía Pinterest

El corte de pelo es básico para potenciar tus rasgos o disimular facciones. Averigua cuál es tu tipo de rostro y elige el corte de pelo que más te favorezca.

Cómo saber qué tipo de rostro tienes

1) Mírate en el espejo. Puedes usar cualquier espejo grande. Debes poder alcanzarlo con facilidad estando parada frente a él y deberás poder dibujar en él sin tener que inclinarte hacia adelante.

  • Párate frente al espejo y mira directamente hacia él, tu espalda y tu cabeza deben estar erguidas y tus hombros hacia atrás. Si tienes un flequillo, tíralo para atrás.
  • Asegúrate de que la luz esté por encima de tu cabeza y no en dirección a ella. La luz afectará la forma que dibujes.

2) Delinea el contorno de tu cara. Delinea cuidadosamente el contorno de tu cara en el espejo usando un lápiz labial, una barra de jabón, una tiza, un marcador para pizarra blanca o algún otro instrumento de dibujo no permanente. Empieza desde la parte baja de tu mentón, luego continúa con uno de los bordes de tu cara pasando por tus pómulos, sigue la curva de tu línea de cabello, desciende por el otro lado de tu cara y termina en el mentón. Cuando delinees el contorno, trata de no moverte en la medida de lo posible.

  • No incluyas tus orejas, solo los bordes de tu cara.

3) Evalúa tu contorno facial. Retrocede y mira la forma que delineaste. ¿En qué parte es más ancha? ¿Es larga o corta? ¿Qué forma tienen tu mandíbula y tu frente? Según las respuestas de estas preguntas, tu cara debe pertenecer a alguna de las siguientes categorías:

  • Alargada: tu contorno debe parecerse un poco a un rectángulo largo con esquinas redondas. Las caras alargadas tienen una frente, pómulos y una mandíbula anchos pero uniformes.
  • Redonda: si tu contorno se parece mucho a un círculo, con pómulos anchos y una mandíbula y una frente reducidas, podrías tener una cara redonda.
  • Cuadrada: tu contorno no debe ser largo, pero es ancho en todos los puntos, con una frente ancha, pómulos marcados y una mandíbula angular.
  • Ovalada: la frente debe ser un poco ancha, con pómulos más estrechos y la línea de la mandíbula reducida.
  • Con forma de corazón: estas caras se caracterizan por una frente ancha, pómulos marcados y un mentón pequeño.
  • Triangular: si tu contorno presenta una mandíbula ancha, pero una frente pequeña, este podría ser tu tipo de cara.
  • Con forma de diamante: una cara con forma de diamante se diferencia de una cara redonda o una ovalada por sus pómulos, que son considerablemente más anchos que el mentón y la frente, los cuales son estrechos.

4) Limpia el espejo. Lava o limpia toda marca que hayas hecho, no me seas cochina.

Rostro alargado

Vía Pinterest

El Rostro Alargado se caracteriza por su verticalidad y estrechez, por lo que el objetivo en este tipo de rosto es ampliar la zona lateral y mermar ópticamente la longitud del óvalo.

Son recomendables las melenas medias, rizadas u onduladas. Los cortes con capas largas que confieran volumen en los laterales del rostro ayudarán a restar longitud al óvalo. Si no tienes el pelo muy rizado, el estilo Bob a la altura de la mandíbula (puede ser más largo pero más corto no) también resultará favorecedor para el Rostro Alargado.

Evitar agregar volumen en la zona superior, así como las melenas largas y lisas que enfatizarán la longitud del rostro. También se desaconseja desfilar el cabello en dirección al rostro, esto lo enmarcaría y lo afinaría aún más.

La raya en medio y los flequillos largos y rectos son aconsejables para éste óvalo, ya que ayudará a acortar ópticamente el rostro.

Son indicados los recogidos medios o bajos.

EVITAR:
– Cortes muy marcados
– Agregar volumen en la zona superior de la cabeza.
– Las melenas largas, rectas y lisas que enfatizarán la longitud del rostro.
– Los estilos desfilados en dirección al rostro, ya que lo enmarcaría y lo afinaría aún más.

Rostro redondo

Vía Pinterest

El objetivo, en el Rostro Redondo es estilizar la zona de las mejillas y alongar el óvalo para que éste adquiera una forma más próxima a la del Rostro Ovalado, considerado el óvalo perfecto.

Para conseguir el efecto deseado se recomiendan cortes con capas suaves, que proporcionen volumen en la zona superior, con esto conseguimos el efecto óptico de rostro más alargado. Los laterales desfilados y orientados hacia el rostro cubrirán la zona de las mejillas, restando volumen a la zona.

Se recomienda un largo por debajo del mentón que permita la caída sobre el rostro en una textura lisa o ligeramente ondulada que no aporte volumen en los laterales del rostro. Si se quiere optar por un corte de cabello cortito, es importante dirigir mechones de pelo hacia el rostro.

El flequillo más favorecedor para el Rostro Redondo es largo, despuntado y abierto. Evitar los flequillos rectos (tipo egipcio), curvados y tipo cortina, enfatizarán aún más la redondez del rostro.

Los recogidos (totales o parciales) del cabello deben ser altos, con volumen en la zona superior y muy pegados de los laterales. Pueden hacerse recogidos “despeinados” dejando caer mechones sobre el rostro (como en la imagen).

EVITAR:
– Cortes de cabello muy cortitos, sobre todo en los laterales (orejas) y la zona superior de la cabeza.
– Cortes de cabello cortitos a la altura del mentón o más cortos, como por ejemplo un corte de cabello a lo garçon, ya que acentuarán el ancho del rostro.
– Cortes de cabello que aporten mucho volumen en los laterales y las texturas muy rizadas. También añadirán una anchura extra al rostro.
– Flequillos rectos que cubran la frente en su totalidad y la raya en medio.

Rostro cuadrado

Vía Pinterest

En el Rostro Cuadrado, el objetivo es alongar el óvalo (igual que en el caso anterior) y suavizar las facciones angulosas que posee, principalmente en la zona del maxilar.

En este caso se recomiendan cortes escalonados o con capas suaves que aporten el volumen necesario en la parte superior para alargar el óvalo. Los laterales desfilados en dirección al rostro cubrirán la zona angulosa del mismo.

El largo óptimo es hasta los hombros o por encima de los mismos. Evitar los cortes en los que el largo termine en línea con la mandíbula, acentuaría el ancho del óvalo. Si se opta por una melena larga, es importante ondular el cabello ligeramente para suavizar los rasgos cuadrados.

El cabello ligeramente ondulado equilibrará la angulosidad del óvalo sin añadir demasiado volumen en los laterales del mismo.

El flequillo más adecuado para este tipo de rostro es recto y ladeado en diagonal – sobre todo si la frente es ancha –

Los recogidos, mejor de forma parcial, altos, creando volumen en la zona superior, con mechones que cubran la zona de las sienes y  que caigan sobre los laterales del rostro.

  EVITAR:
– Cortes de cabello rectilíneos, sobre todo a la altura del mentón, harán que el rostro se vea más ancho y atraerán la atención a la zona de la mandíbula. De igual forma, si el estilo de cabello es largo y las capas caen de forma notoria a la altura del mentón, obtendremos un volumen extra en los laterales que ensancharán de forma visual el rostro y enfatizarán la zona de la mandíbula.
– Estilos demasiado cortos y coletas peinadas hacia atrás.
– Volúmenes en los laterales.
– Flequillos rectos y con mucho peso.

Rostro ovalado

El Rostro Ovalado, considerado el rostro perfecto, es el más armónico, poseedor de unas proporciones perfectas. No existe restricción alguna, permite utilizar cualquier estilo de corte de cabello y peinado.  Aún así, deben tenerse en cuenta algunos detalles que pueden “desproporcionar” unas facciones perfectas, como por ejemplo: un flequillo demasiado largo y recto que acortaría la longitud del rostro.

Rostro corazón

Vía Pinterest

El objetivo en el Óvalo Triangular Invertido es  equilibrar el rostro angostando la mitad media-superior del mismo, para ello debemos suavizar la zona de los pómulos y añadir visualmente volumen en la zona del mentón, que en este tipo de rostro se presenta estrecho, incluso puntiagudo.

Cualquier largo es apto, siempre partiendo de la línea del maxilar, ya que los estilos cortos aportarán más volumen en la mitad superior del rostro, poniendo de manifiesto la ya evidente desarmonía del mismo. Las capas largas, que comiencen por debajo de los pómulos agregando volumen en la zona del maxilar y la raya en medio o ligeramente ladeada son ideales para este tipo óvalo.

Si se opta por llevar flequillo, éste debe ser largo y abierto en el centro o hacia un lado. Evitar los flequillos rectos y demasiado espesos, agregarán demasiado volumen.

Los recogidos de cabello, mejor medios o bajos, sin volumen en la zona superior y con algún mechoncito que caiga a la altura del mentón.

  EVITAR:

– Evitar estilos cortos por encima del maxilar, harán que la mitad superior del rostro parezca aún más ancha.

– Flequillos cortos, rectos y pesados que al igual que en el punto anterior añadirán un volumen extra indeseado, además de restar longitud al rostro.

Rostro triangular

Vía Pinteres

En el Rostro Triangular se observa un ensanchamiento del óvalo a medida que se desciende. Siendo el maxilar el rasgo más destacado de este tipo de rostro, el objetivo del corte es suavizar la zona de la mandíbula y ensanchar ópticamente la parte superior del óvalo.

Los cortes a capas que alcancen su mayor plenitud en la zona media-alta (en los laterales) del rostro, aminorando el volumen a medida que descienden hacia las mejillas y desfilados a la altura del maxilar en dirección al mentón, ayudan a equilibrar la mitad superior e inferior del óvalo. Evitar los volúmenes en la zona superior, es importante que el volumen venga dado en los laterales del óvalo, a la altura de las sienes.

Para este tipo de rostro, están indicados los estilos cortos y las medias melenas con una textura ligeramente ondulada o rizada. De llevarse flequillo, estos deben ser largos y daleados o de costado que añadirán volumen en la zona deseada y favorecerán el equilibrio de la parte superior del rostro con respecto a la inferior.

Los recogidos preferiblemente altos, con volumen en los laterales (a la altura de las sienes) o mechones sueltos que caigan sobre el rostro cuidando que no aporten volumen en la zona del maxilar.

   EVITAR:

– Cortes de cabello rectilíneos, sobre todo a la altura del mentón, harán que el rostro se vea más ancho y atraerán la atención a la zona de la mandíbula.

– Volúmenes, tanto en el estilo de corte como en el peinado en la parte superior de la cabeza y en la zona del maxilar.

Rostro diamante

Vía Pinterest

En el Rostro Diamante, la línea de los pómulos (muy marcados) predomina sobre un maxilar y frente más estrechos. El objetivo en este óvalo, es reducir el ancho de la zona de los pómulos para suavizar su angulosidad.

Los cortes con capas, que aporten volumen en la zona del maxilar y los flequillos que aporten el volumen en la frente (en la zona de las sienes) son recomendados para este tipo de óvalo. Para equilibrar, elegir una textura ligeramente ondulada (casi lisa) en la zona superior y una textura rizada u ondulada en el largo del cabello (como en la foto). Evitar que el peso del corte caiga en la zona de las mejillas, así como los volúmenes en la zona superior de la cabeza.

Los recogidos medios o bajos y los flequillos desfilados y orientados hacia el lateral equilibrarán la forma del óvalo.

EVITAR:

– Volúmenes, tanto en el estilo de corte como en el peinado en la parte superior de la cabeza.

– Estilos cortos que añadan volumen a la altura de los pómulos.

 

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Le encanta escribir, los animales y es una firme defensora de la igual de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *