Belleza

Mujeres y vello corporal, mitos y leyendas

El vello. Esa parte de nosotras que intentamos eliminar estoicamente por medios más o menos dolorosos y despiadados con nuestra piel. Cera fría, caliente, maquinilla, máquina de depilar, depilación láser… múltiples formas de torturar nuestra epidermis para lograr sentirnos bellas, suaves y limpias.

En ciertas culturas la depilación no está de moda, pero en las que sí una mujer sin depilar es sinónimo de dejadez, suciedad y pasotismo. O peor, de feminismo. Pero ¿para qué sirve el vello? ¿nos sigue siendo útil? ¿es una moda?…

Historia del vello

El vello corporal es el tipo de pelo que recubre la mayor parte del cuerpo en los seres humanos; está compuesto de fibras capilares delgadas y cortas, que no superan por lo general los 2 mm. Cubre casi totalmente la superficie corporal, exceptuando las palmas de las manos, las plantas de los pies y la mucosa genital. La acción hormonal puede inducir su transformación en pelo terminal, un fenómeno normal en los varones y médicamente catalogado como hirsutismo en mujeres.

El pelo androgénico, más comúnmente conocido como vello corporal, es el vello terminal del cuerpo humano, el cual crece durante y tras la pubertad. Está claramente diferenciado del que crece en la cabeza y es menos visible. Los folículos del vello se caracterizan por no poseer glándulas sebáceas, además, está compuesto de fibras capilares delgadas y cortas, que no superan por lo general los 2 mm. El crecimiento del vello corporal está asociado al nivel de andrógenos (hormonas masculinas) del individuo. Debido a que los hombres tienen un nivel más elevado de andrógenos, estos tienden a tener más vello que las mujeres. Desde la infancia en adelante, el vello corporal tiende a cubrir por completo el cuerpo humano, exceptuando las mucosas (boca, labios,…), la parte trasera de las orejas, las palmas de las manos y las plantas de los pies. La densidad de vello (folículos pilosos por cada centímetro cuadrado) varía de un individuo a otro.

El vello corporal está comprobado científicamente es excesivo en algunas etnias y escaso e incluso nulo en otras, esto por razones genéticas y correspondientes al gen NZ-27891 presente en cantidades grandes en unos, moderada, escasa o nula en otros, para un estudio realizado por la Universidad de Lovaina y la Universidad de Barcelona a un grupo de personas de diferentes etnias revela que el vello corporal es muy abundante en personas de raza blanca (caucásicas), y es nulo en personas de etnia indígena americana, asiática y australiana (mongoloides). Asimismo, el mismo estudio agrupó a personas de una amplia diversidad de nacionalidades y comprobó que los que más vello corporal tienen son las personas de la Costa Mediterránea y de Escandinavia, y quienes menos tienes son las etnias mongoles, chinos e hindúes. Pero el mismo estudio fue realizado tanto en hombres como en mujeres, y este dio como resultado que el mismo gen que vuelve más velludo al hombre europeo-americano vuelve menos velluda a la misma mujer, ya que las europeas tienden a no tener la mínima de testosterona.

Utilidad del vello corporal

A lo largo de su evolución, el ser humano se ha ido haciendo cada vez más lampiño y en la actualidad sólo conserva matas de pelo en determinadas zonas sensibles del cuerpo. Su función no es otra que protegerlas de las agresiones, como los traumas y la insolación; y de las infecciones

En la cabeza:

La función del pelo en esta área es para proteger el cuero cabelludo del sol y el frío.

En los ojos:

La función de las cejas, además de belleza, es proteger los ojos del sudor y el agua en la frente y los ojos.

En la nariz:

Están ahí para filtrar y bloquear las bacterias, el polvo y las esporas que podrían entrar. Trabaja también en aumentar la humedad del aire inhalado, proceso importante para el proceso de respiración.

Bigote y barba:

Simplemente están ahí para distinguir entre hombres y mujeres, además de que reflejan la mayoría de edad.

En las axilas:

Repele la humedad de la piel, logrando que el área sea seca para evitar el crecimiento de bacterias que emiten olores. También permiten eliminar el calor, ya que permanecen cerradas mucho tiempo.

En el pecho:

Al igual que el vello en el rostro, refleja cierto grado de maduración en el hombre.

En las áreas genitales:

Varias teorías sugieren que están para proporcionar calor, indicación de madurez sexual y para reducir la fricción externa durante el coito. Protege contra patógenos. En el caso del vello púbico femenino, aparte de proteger los delicados tejidos de la vulva, tiene la función de acumular el olor que desprenden las glándulas de la región genital y que sirven para que la pareja verifique si ella está lista para el coito y la reproducción.

Mitos y leyendas sobre la depilación

Depilarse las axilas es más higiénico.

FALSO – Las axilas son una cavidad en la que el aire circula poco. Esto produce un aumento de la temperatura. La transpiración permite enfriar las axilas, porque al evaporarse, el líquido absorbe el calor.Los pelos absorben la transpiración y le permiten evaporarse progresivamente, lo cual reduce la calor de las axilas. Por ende, la transpiración es regulada, y el calor disminuye.
En caso de no haber pelos, la transpiración gotea y se absorbe en la ropa. No enfría las axilas, las cuales se calientan cada vez más, aumentando así la transpiración. Las bacterias que quedan en la ropa producen el mal olor. En el pubis, los pelos protegen contra las enfermedades sexualmente transmisibles. En las mujeres, forman una barrera natural contra las bacterias y otros microbios que pueden introducirse en la zona genital.

Los pelos no sirven para nada.

FALSO – Los seres humanos tienen pelo en toda la superficie del cuerpo, excepto en la palma de las manos y debajo de los pies. La pilosidad humana fue seleccionada por la evolución, no es un simple residuo de nuestros ancestros los primates. Como dicho más arriba, los pelos de las axilas intervienen en la regulación de la transpiración. En las piernas y los brazos, los pelos se yerguen (piel de gallina) cuando tenemos frío para disminuir la circulación del aire. También protegen la piel contra la deshidratación. Además, permiten anticipar un golpe en una fracción de segundo, ya que tienen terminaciones nerviosas. Sin hablar del hecho de que aumentan las sensaciones producidas por las caricias.

Es más sexy una mujer depilada.

DEPENDE y FALSO – Primero, se trata de una afirmación muy subjetiva, que depende de las personas, de las épocas, de las culturas. En otros siglos, las mujeres peludas eran lo más.
Segundo, en realidad, los pelos permiten la difusión y la producción de feromonas, que desempeñan un papel en la comunicación olfativa y la atracción sexual.
CIFRAS
  • 78% de las mujeres considera innecesario depilarse
  • 56% de los hombres no le otorgan importancia al tema

DESTACADO

En los años 70 el ideal de belleza era muy diferente: las mujeres más voluptuosas y sin depilar eran las más cotizadas. Hoy el vello púbico es sinónimo de algo antiestético.

Modelos y vello corporal, una apuesta por la belleza natural

Las campañas de la firma & Other Stories tienen una apuesta fija: sin tabúes. Derribar las barreras de la diferencia parece ser el ‘leit motiv’ de la marca en cada una de sus campañas. Y le funcionan. Ya que muy pocas pasan desapercibidas. Por eso de cara a la Navidad no iban a seguir una estrategia diferente. Un grupo de mujeres cuya belleza se sale del canon establecido protagonizan las imágenes de su colección ‘holidays’.

También se han dejado llevar por una de las ‘modas’ más sorprendentes del 2015, la de las axilas sin depilar. Y así lo muestran en la campaña de lencería donde Kelsey Lu McJunkis, violonchelista y modelo posa para el objetivo de la fotógrafa Hedvig Jenning.

La marca belga Files à Papa, cuyas prendas son apetecidas por  famosas como Rita Ora o fashionistas como Chiara Ferragni acaba de impactar con las nuevas imágenes de su “lookbook”. En este se puede ver a la modelo Arvida Byström luciendo sus axilas sin depilar.

De esta manera, la firma se convierte en la primera de la historia de la moda en usar a una modelo con este aspecto, que de todas maneras ya era una tendencia desde hace dos años, cuando Cameron Díaz las mostró en una premiere de esta manera. Y el año pasado, la tendencia se hizo popular en Instagram.

Las mujeres se tiñeron las axilas para “luchar” contra los estándares de belleza. Y también se creó otro movimiento llamado #sobaquember, nacido en España, en el que se trataba de mostrar a las mujeres que no se depilan las axilas como mujeres bellas y nada antihigiénicas.

¿Aceptará la industria este nuevo movimiento? ¿Posará alguna modelo con las axilas sin depilar en “Vogue”?

Por ahora, esta marca hace oficial una tendencia que se gestó en el el marco del feminismo 2.0 y que ha sido respaldado por varias campañas en redes sociales.

Famosas al natural

Normalmente estamos acostumbrados a ver a las celebridades como perfectas y con cuerpos envidiables. Pero, no necesariamente todas se preocupan de los esteroetipos, incluso, hay algunas que creen que dejarse bigotes, o vellos en la axila y pierna no es impedimento para poder presentarse en la alfombra roja.

Olivia Gracia es directora, editora y redactora de soyoptimista.com. Tiene formación en Psicología y Crecimiento Personal, además de en Marketing Online, SEO y Dirección y Desarrollo de Sitios Web. Le encanta escribir, los animales y es una firme defensora de la igual de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *